viernes, 18 de julio de 2008

Aumenta el número de vocaciones criollas

10 años después de la Fundación
gran crecimiento vocacional

Ya para 1583 la comunidad había crecido, aumentándose el número de religiosas tanto que, entre monjas, novicias y la servidumbre, subían casi a cien personas las que habitaban en sus claustros. Viéndose entonces las monjas amenazadas por la pobreza y [—Pág. 123→] el hambre, sin casa cómoda para su habitación y sin iglesia adecuada para los oficios divinos, recurrieron directamente al Rey en demanda de auxilio, pintándole la situación en que se encontraba un Convento de religiosas, hijas de conquistadores y puesto, por añadidura, bajo su regio patronato. El Rey Felipe II, no se hizo el sordo a los clamores de las religiosas quiteñas y mandó al Virrey del Perú, el conde del Villardompardo, entregar «mil pesos de minas de a cuatrocientos cincuenta maravedíes cada uno de renta cada un año y por tiempo de diez años en títulos de indios vacos de la dicha provincia de Quito» a fin de que con esa renta se atienda a las mejoras del edificio y al sustento de las religiosas.
Esa primera donación de Felipe II al Convento de la Concepción, consta de una cédula del tenor siguiente:
  • El Rei.
  • Conde del Villar, pariente mi birrei gobernador y capitán general de las provincias del pirú o a la persona o personas A cuyo cargo fuere el gobierno Bellas por parte del mon.º de monjas de la horden de san franco. de la ciudad de san franco. de la probincia de quito me a sido echa rrelacion que abra ocho años se fundo y en el an entrado y estan en rreligion muchas hijas de personas que me sirbieron en el descubrimiento y pacificacion de las dhas. probincias y cada día se ban recibiendo otras teniendose mas Atencion a su rremedio y rrecoximiento y bien de la tierra y por lo que en ello a nro. sor. que no a las dotes y la deuda que traen y que así se padece en el dho. mon.º mucha necessidad como todo largamente consta y parecía por ciertas ynformaciones y rrecandos de que en mi consejo de las yndias fue ya presentacion suplicandome atento a ello y que la casa en que estaban rrecoxidas hera muy bieja y abia mucha necesidad de rrepararla y proseguir la obra de la yglesia le mandase hacer alguna md. para ello y ayuda a su sustentacion y bisto por el pte. de mi consejo y consultado con mi Rreal persona teniendo consideracion a lo sobredho. he tenido a bien de hacer md. como por la presente la ago al dho. mon.º de mill ps. de minas de a quatro cientos y cincuenta mis. cada uno de rrenta cada un año y por tiempo de diez años en titulos de yndios batos de la dha. probincia de quito para que estos diez mill ps. se empleen en rrenta y se gasten en el dho. edificio y sustentacion del dho. monesterio y así os mando que en ininteligla del primer rrepartimiento o rrepartimientos de yndias que bacaren en la dha. probincia de quito sytarcis al dho. monº. para el dho. efecto los dhos. mill ps. de minas de rrenta cada un año por el tiempo de los dhos. diez años dandole para ello el despacho que sea nescessario que por esta mi cedula mando a los mis oficiales de mi hacienda de la dha. probincia A cuyo cargo fuere la cobranza de los dhos. frutos cumplan lo que en su conformidad y para el cumplimiento della las hordenaredes sin poner impedimento alguno y al mi presidente de la mi audiencia rreal de la dha. probincia y al Obispo della que tengan cuydado de como se fueren cobrando los dhos. diez mill pessos se bayan empleando en rrenta para el efecto sobredho.- fecha en monçon a diez de agosto de mill y quis., y ochenta y cinco as85.
    NOTA 85 - Archivo del Convento. Documentos diversos.

Ya en los principios del siglo XVII, el convento había crecido, [—Pág. 124→] aumentándose el número de religiosas, tanto que entre monjas y criadas se albergaban dentro de sus claustros más de doscientas personas. En 1650 ya eran 300: monjas de velo y coro, 120 y donadas y niñas que se criaban en el Convento y otras sirvientas, 180 más o menos, según lo afirma Diego Rodríguez Docampo en su relación tantas veces citada.
Trataron entonces de ensanchar el monasterio y para ello se dirigieron nuevamente, en 1602, al Rey y al Consejo de Indias pidiéndoles su ayuda y al duque de Lerma, su apoyo para esa petición; mas como no tuvieran respuesta, repitieron sus súplicas para ver de lograr el auxilio demandado.
He aquí el texto de esas cartas.

  • La dirigida al Consejo dice:
    Aunque estamos ciertas de que a V.ª Alteza son notorias las necesidades deste convento pues cada año y particularmente el pasado venimos sobre ello por no aver tenido aviso de nuestro agente y también podría ser averse perdido nuestros recaudos, nos pareció ser justo no perder esta ocasión significándoles de nuevo que son muchísimas religiosas y que cada día va creciendo el número Grande estrechura y falta de casa y de yglesia y el sitio muy pequeño como constara por los recaudos y relación que en nuestro nombre se presentaron a V. Alteza y creyeron informar de ello el Presidente y Oidores desta Rl. Audiencia que lo vieron a nuestro edificio. Pretendemos ensanchar algo el sitio Darse ha de todo relación y petición a V. A. en nuestro nombre a quien como nuestro Patron y Protector pues en, vuestro real nombre se hizo esta fundación suplicamos humildemente nos ayude y favorezca con algª. cantidad ansi para la dilaçion (sic) del sitio como para la fabrica de la yglesia y cassa y la merced y mercedes seran cometiendo exnon. a esta rreal audª. con adbertencia que humillmte. hazemos de que (ilegible) y gran suma de pessos que se deven de muy antigua y si V. Alª. fuese servydo de fundar en este combento una memoria o capellanía perpetua de mas de gozar de tan alto sacrificio de nra. Pte. ofrecemos El nro. humillde en el coro y todo lo demas sacrificios como lo Habemos suplicado siempre a dios nro. señor Por la vida y acrescentamto. de Vª. Alª. como lo hemos y an menester todos sus dhosos. y umilldes sierbos y basallos amen.

    La carta al Duque dice como sigue:
    Exmo. señor: Paresciendonos muy bien que no fuera justo quitar a Vra. Ex.ª el merito y Premio que desto se le a de seguir ofrescimos el año Pasado a Vª. Ex.ª suplicandole umillmte. yntercediese por este combento con su magd. y Porque no thenemos avieso de nuestro procurador nos Parescio duplicar la carta y significar en ella a V. Ex.ª las nescesidades deste combento de monjas de la concepon. desta ciudad de quito de quien es patron su magd. en el cual ay de cient Religiosas para arriba Professas y novicias y muy poca casas y bieja y un pequeño aposento por yglesia y que cada dia ba cresciendo el numero de las rreligiosas y la Renta es muy poca por la pobreza grande de la tierra y aver entrado y entrar muchas hijas y nietas de conquistadores sin doctes o coro muy pequeñas por obligar la virtud deltas y méritos y serbicios de sus pasados Pretendemos Sor. Exmo. ensanchar algo el sitio y acomodar algo la bibienda de que thenemos suma necesidad y s.e todo hazer yglesia Porque es compasion Cer la que tenemos que no es sino una muy pequeña capilla y Para todo thenemos grandisima [—Pág. 125] nescesidad y confianza de V.ª Exª. y su favor para con su magd. y Pues la obra es tan de ambas magestades y propio de V.ª Exª. ayudar y favorescer a todos los que se le han encomendado y encomendaren con la umilldad y encarescimto. debido Pedimos y suplicamos a V. Exª. nos sea y a este combento y Religiossas del para con su magd. tan propicio y favorable protectordo. que lo esperamos y Requieren nras. precisas nescessidades y dar sea por ello de nra. pte. memorias a V.ª Exª. Para que conforme a el nos Haga las mercedes que Esperamos de su nobilisimo y christianisimo pecho y aunque indignas Prometernos a V.ª Exª. de que en todos nros. oficios y Exercicios divinos sera V.ª Exª. participante en gran pte. dellos Para con dios nro. Sr. el qual gue. a Vra. Exª. tantos y tan felices años y con tanto acrescentamto. quanto Por estas sus umilldes sierbas es deseado deste monasto. de la concepon. de quito.

    La carta al Rey está escrita en los siguientes términos:
    Señor: El año pasado. escrevimos a Vª. magd. significando las nescessidades de este monast.º y no emos thenido avisso de nro. agente de la merced q. Vª. magd. nos ha hecho y Porque podria ser no aver llegado nro. avisso a mos. de Vª. magd. nos parescio no perder esta ocasson. Pues tanto nos obligan nras. nescesidades las quales son gran suma de rreligiosas porque somos mas de cient Personas y muy poca cassa y bieja y que con grandísimos Riesgos estamos en ella y sin yglesia Porque la que sirve es una sala baja muy Pequeña e indecente Para monastº. Real y tan antiguo que no le ay tanto en trescientas leguas a la Redonda y que del an salido Religiosas que con grande aprovacion an fundado otros que hay en las ciudades de Pasto quenca y loxa y el sitio muy estrecho y una Pobreza muy grande Por aver entrado muchas monjas sin doctes o muy cortas Por ser hijas de conquistadores y Por su birtud Pretendemos dilatar algo el sitio Por ser tan necesº. Para la conserbacion de la vida de las Religiossas y se. todo emos embiado y ban de nuevo ynformaciones y Recaudos y vro. Presidente e Oydores lo an bisto a nro. Pedimto. y entendemos ynformar a Vª. magd. para que condoliendose de nuestras nescessidades mde. juntar y ver nras. Pretensiones y rrecaudos y conforme a ellos hacernos merced y caridad como lo esperamos de la christianisima liberalidad de Vtra. magd. y las mercedes que Vtra. magd. nos hiciere serán cometidas su Exon. y cumplimto. a esta Rl. Aud.ª Porque Lima esta muy distante de aqui y Por amor a nro. señor que pues Vra. magd. es nro. patron y protector y deste combento en todo nos acuda mde. que como a los demas combentos Pobres se nos de vra. Real caxa vino y cera y aceyte Para la lumbre y celebracion del culto dibino y gde. nro. señor a Vª. magd. tanto años y con acrescentamto. de tantos rreynos y señoríos como por estas sus umilldes sierbas es deseado y por mementos pedido y suplicado86.
    NOTA 86 - Archivo del Convento.- Borradores de cartas de las monjas de la concepción de Quito escritas al rrey y al consejo de yndias y al marques de denia. (Por abril de 1603 as.)

No hay comentarios: